Cómo hacer que la visita al dentista sea una experiencia positiva

La visita al dentista suele ser una experiencia complicada que frecuentemente se relaciona con conceptos negativos como el dolor, la tensión, los nervios y hasta el sufrimiento; sin embargo, si se cuida con esmero cada uno de los procesos que involucran la visita de un paciente al consultorio, no sólo se puede generar una experiencia mucho más grata y positiva, sino que además se puede marcar una importante diferencia que será ampliamente valorada.

clinica dental

Cuidando los detalles desde la entrada

Para esto podemos mencionar casos como el de un reconocido consultorio dental en Lima, donde se llevan a la práctica importantes recomendaciones para convertir en una experiencia positiva la visita a la clínica dental, pues desde la sala de espera y llegando también a los consultorios, se incluye un diseño confortable que permite al paciente comenzar a relajarse, más aún considerando que la atención puede ser en ocasiones para menores de edad o personas altamente sensibles.

A través de frases de motivación, dibujos gentiles, tonos suaves, tipografías divertidas o bonitos marcos ideales para selfies, se puede ir generando un ambiente más relajado y amigable que permita sentir al paciente de mejor forma, buscando evitar que la visita al dentista se convierta en un preocupante sesión de tortura, y en cambio, generar un espacio que en realidad lo ayudará a sentirse mejor, además de fortalecer su salud.

Confianza y seguridad

Como parte del proceso de atención dental, es fundamental de igual forma brindar toda la confianza al paciente de que se encuentra en las mejores manos; por esto es importante desenvolverse con total seguridad y explicar a detalle cada uno de los posibles tratamientos.

No sólo es de gran valor explicar los motivos de cada atención que se requiere, sino también abundar acerca de las ventajas que representará para el paciente, de modo que la visita se vea como algo constructivo que representa un importante beneficio, así tenga que ser de manera gradual.

Comunicación y empatía

Uno de los factores clave es la capacidad de escuchar, pero también de entender realmente lo que siente en ese momento el paciente; comprender sus temores, sus expectativas, sus dudas, y abordarlas de forma amplia, permitirá fortalecer el proceso comunicativo, lo cual puede lograr más fácil que se sienta escuchado, comprendido y atendido de la forma en la cual lo espera.

Esto resulta además fundamental para tratamientos como los vinculados a la ortodoncia, pues si el paciente se siente vulnerable o incluso apenado de mostrar sus defectos y/o descuidos bucales, se puede obstaculizar el proceso para elegir el tratamiento más adecuado; en cambio, si existe una verdadera empatía de parte de los profesionales, se pueden abrir las puertas y la confianza para que la persona que busca asistencia logre explicar de forma amplia y detallada sus expectativas, y así poder generar un procedimiento más acorde y eficiente.

Estar relajado, factor clave

Este proceso integral de atención, también implica diversas ventajas que facilitan la intervención, pues una persona que se encuentra relajada al momento de sentarse en el sillón dental, será siempre más fácil de tratar de aquellos que se encuentran bastante tensos y nerviosos.

Ayudar a relajar al paciente, hará también que la experiencia fluya de forma más sencilla, y se convierta de esta forma en un tratamiento más agradable y positivo, al cual se le pueda perder el miedo con mayor facilidad.

La atención también va más allá del consultorio

Asimismo resulta de gran utilidad cuidar también los detalles que van más allá de la clínica dental; pues desde la atención para reservar una cita, se comienza a expresar la actitud hacia el paciente; en este sentido también tienen un plus importante aquellos profesionales que además ofrecen un número de WhatsApp o alguna otra forma de contacto para emergencias o inquietudes que puedan surgir durante el proceso de recuperación.

Lo que muchos pacientes quisieran es tener a un dentista de confianza cerca en todo momento para resolver cualquier duda, y cuando se logra ofrecer esto, así sea con la ayuda de asistentes y tecnologías convencionales, se estarán dando pasos importantes que generen un mejor servicio y una visita al dentista más positiva.