Comer cinco veces al día de por vida: La clave de una buena salud

Las pasarelas muestran modelos delgadas, por ello, la mujer de hoy ha establecido unos cánones psicológicos de que ser así (muy delgado) es lo que debe ser.

Si antes estaban de moda las gorditas, hoy por hoy, la delgadez es la meta de todas las chicas. Sin embargo, en la búsqueda de esa silueta, no se debe dejar de lado la salud; es importante que se siga una dieta balanceada que no perjudique tu bienestar, y aunque es difícil cambiar el estilo de vida con la rutina diaria y el trabajo, sí hay soluciones viables para triunfar.

Aunque sea difícil creerlo, si comes más pero mejor, rebajarás y mantendrás ese peso por mucho más tiempo. No es nada fácil, pero una vez que el organismo se acostumbra a comer ciertos alimentos, a decirle que no a otros y a controlar las porciones, ya la mitad del camino está recorrido.  El truco es el siguiente: comerás tres veces al día en porciones medianas y merendarás dos veces cada dos horas después del plato principal.

Pero ojo con lo que comes. No se trata de colmarte con frituras y carbohidratos, debes darle primacía a los vegetales y a los alimentos bajos en grasas. En la merienda siempre es preferible que comas una fruta. Es importante que sepas que las porciones deben ser medianas, pues si son grandes o muy grandes, podrías revertir el resultado y aumentar unos kilos en lugar de eliminarlos.

La idea es que aceleres tu metabolismo al máximo, por lo cual, el ejercicio físico te podría ayudar de igual forma. ¿Pecados? También están permitidos en esta dieta. Cada quince días puedes premiar tu fuerza de voluntad comiendo lo que más te gusta, pues con ello te sentirás incentivada a seguirla.