Duro revés a la maternidad subrogada en Ucrania

En febrero de 2019, el Consulado de España en Ucrania, denegó el pasaporte a hijos nacidos de padres nacionales españoles mediante la técnica de gestación subrogada.

La razón: el consulado exige para la inscripción de los hijos una sentencia judicial – de un órgano jurisdiccional ucraniano- que declare la filiación. Actualmente sólo Canadá y EEUU ofrecen esta sentencia judicial y por tanto son los únicos países 100% seguros.

Esta decisión es un duro golpe para estos padres, dado que, hasta la fecha la filiación se demostraba entre hijo y progenitor (varón) mediante la prueba de ADN, lo cual permitía a la familia regresar a España con pasaporte nacional y, una vez en el país, la madre adoptar al niño.

Sin embargo, este cambio de criterio ha supuesto que numerosas parejas que habían acudido a formalizar el trámite de expedición de pasaporte para sus hijos hayan encontrado, casi por sorpresa, que el mismo se les denegaba. Ahora mismo para hacer frente a esta grave situación se ha permitido de “forma excepcional” inscribir a estos bebés para que por fin puedan regresar a España, después de estar meses atrapados sin poder salir de Kiev. Sin embargo, a partir de ahora los futuros bebés que nazcan por subrogación en Ucrania lo van a tener muy complicado.

Al problema jurídico derivado de la denegación de expedición del pasaporte se han añadido otros.

En primer lugar, problemas económicos. A los costes propios que supone la realización de la gestación subrogada, habría que añadir los gastos de estancia y manutención de los padres derivados de los largos periodos de tiempo que han tenido que permanecer en el país. Generalmente meses. Es una importante inversión en tiempo y dinero y, por si ello no fuese suficiente, ha de añadirse la falta de certeza en que el proceso concluya con éxito.

Maternidad subrogada en Ucrania

En segundo lugar, el de la nacionalidad de los menores. A los padres que acudan a partir de ahora a Ucrania parece que se les va a ofrecer lo que se conoce como “vía ucraniana”. ¿Qué es esto? Pues, sencillamente, al bebé supuestamente se le dará un pasaporte ucraniano para que los padres puedan regresar a España. Este pasaporte no se sabe aún exactamente cuánto tiempo van a tardar en obtenerlo. Una vez en España el padre tendrá que realizar los trámites en un tribunal español para obtener una sentencia que reconozca su filiación y posteriormente la futura madre iniciar un proceso de co-adopción. Todo este proceso puede tardar incluso más de 1 año, lo que ha hecho que actualmente Ucrania ya no sea un país ni aconsejado ni atractivo para llevar a cabo un proceso de gestación subrogada.

Ha de recordarse que, pese a que en los últimos años, la situación política en el país se ha moderado, Ucrania sigue siendo un país proclive a la inestabilidad e, incluso, en algunas regiones (destacando las orientales) con importantes problemas de seguridad. De modo que, lo que comenzó como un sueño, podría convertirse en una auténtica pesadilla.

Así a partir de ahora es mejor para la futura tranquilidad y seguridad de aquellos que desean iniciar un proceso de subrogación, no acudan ni a Ucrania ni a países que puedan ofrecer problemas jurídicos a la hora de reconocer a un hijo.

Ya es suficientemente duro el proceso de subrogación, como para añadir complejidad al asunto, fruto de razones jurídicas o políticas.

Por ello es altamente recomendable acudir a países con regulaciones estatales que garanticen jurídicamente la filiación entre menores nacidos mediante gestación subrogada y sus padres.

Entre dichos países se encuentran EEUU y Canadá, los cuales, además de tener regulaciones que ofrecen una adecuada cobertura a dicha técnica, sus órganos jurisdiccionales también han emitido sentencias que reconocen la filiación entre hijos nacidos mediante gestación subrogada y sus padres ( con independencia, además, de si son gays, heterosexuales, solteros, etc).

Canadá, además es un país especialmente recomendable al ceñirse la gestación subrogada al principio de altruismo. Siendo el proceso, además, más económico que en EEUU.

Así, si estáis interesados, podéis consultar en el siguiente enlace los diferentes programas de gestación subrogada en Canadá: https://lifebridgeagency.es/programas/gestacion-subrogada-canada/

Huelga decir lo necesaria que, en base a la amarga experiencia de terceros – véase el ejemplo abordado en las líneas anteriores-, una previa, minuciosa y detenida recopilación de información y datos referentes a todo el proceso. Es evidente que nadie se lanzará a iniciar esta técnica sin unos previos conocimientos de lo que supone, pero ello no es suficiente; es necesario recabar tanta información como sea posible y – como ya se ha señalado- existen webs, blogs y empresas de confianza y largo recorrido, dedicadas específicamente a dicha tarea.