Elimina el vello corporal… ¡para siempre!

Tanto los hombres como las mujeres tienen zonas en su cuerpo en las que se focaliza el crecimiento de pelo no deseado o excesivo. Estamos hablando de, por ejemplo, la espalda, el pecho, las axilas, las piernas, los brazo o el área del bikini. Puede resultar muy molesto tener que gastar gran parte de tu valioso tiempo en la depilación corporal. Incluso métodos tradicionales como el afeitado o el uso de cera tienen inconvenientes. Hablamos de ciertos pelos muy enraizados, de las erupciones provocadas en la piel por causa del afeitado o el dolor de la depilación con cera. Ciertamente no es algo que se trate como una parte divertida de nuestra rutina, más bien todo lo contrario.

vello corporal

Eliminar el vello corporal es generalmente necesario cada día. Siempre que quieras sentirte cómodo, con confianza y feliz con tu cuerpo. Capaz de llevar cualquier tipo de ropa o ir a cualquier “excursión” en cualquier momento. Tener que rechazar un plan como ir a la playa o la piscina por culpa de la depilación o algún contratiempo producido por esta es algo que no debería ocurrir.

La “magia” de la depilación láser

Entonces, ¿qué puedes hacer? La depilación láser es un método permanente para eliminar el vello corporal y olvidarse de los incómodos tratamientos regulares ¡para siempre! En lugar de el clásico y engorroso afeitado o el incómodo y doloroso método de la cera, se realizan una serie de tratamientos espaciados en tiempo teniendo en cuenta el ciclo de “re-crecimiento” del cabello. Poco a poco se ve como el pelo comienza a dejar de crecer de nuevo. Habitualmente es un método realmente efectivo. Después de la serie de tratamientos tendrás entre el 70% y el 100% del pelo retirado de forma permanente.

Hoy en día hay una gran selección de depiladoras laser de gran calidad como la depiladora luz pulsada y muchas otras variantes que pueden hacer que te despidas del pelo corporal para siempre.

Después de realizar estas sesiones veas reducida tu cantidad de vello corporal significativamente, en muchos casos llegando al 100%. Sea como sea, se trata de un avance de la tecnología significativo en cuestiones de estética y comodidad. Y aunque pueda haber ocasiones en las que el vello no queda por completo eliminado, depilar un par de pelos débiles no tiene nada que ver con el engorro que es la depilación tradicional a la que muchas mujeres y hombres de todo el mundo están acostumbrados.